Lifelong learning: estudiar toda la vida

  • Vivimos en un mundo que cambia a una gran velocidad obligando a los profesionales a reciclarse constantemente para seguir teniendo un perfil atractivo en el mercado profesional
  • Las nuevas tecnologías permiten acceder a infinidad de información gratuitamente o a precios muy reducidos

Estudiar hasta principios de los 20 años para después, trabajar el resto de nuestras vidas en un mismo trabajo y profesión, es cosa del siglo pasado.

Estamos, en lo que algunos actualmente denominan, la sociedad del conocimiento. Esta sociedad del siglo XXI se basa en constantes cambios. Estos, provocan que los profesionales deban adquirir nuevas competencias y habilidades a lo largo de su vida para ir renovándose y adaptándose a las circunstancias requeridas de cada momento.

No obstante, el concepto “lifelong learning” siempre ha existido a lo largo de la historia de la humanidad pero no es hasta nuestros días donde adquiere una mayor importancia con la aparición de las nuevas tecnologías.

Es por eso que podríamos definir este concepto como una búsqueda continua de conocimiento de forma voluntaria por diferentes motivos personales y profesionales que nos permite tener un mayor valor añadido y competitividad en un mundo cada vez más cambiante.

Vamos a ver los dos principales aspectos que pueden potenciar el estudio continuo.

Tecnología

Los cambios que vamos a experimentar en los próximos años y décadas y el auge de las nuevas tecnologías, van a permitir desarrollarse en nuevos campos y profesiones que hoy en día no sabemos ni que van existir. Es por este motivo, que prácticamente vamos estar obligados a estudiar constantemente a lo largo de nuestra vida si queremos continuar formando parte del mercado profesional.

Además las nuevas tecnologías permiten hoy en día acceder a una cantidad de información y conocimiento que generaciones pasadas tenían el acceso restringido o mas complicado de acceder. Así pues, gracias a tecnologías como Internet, se puede profundizar o empezar a estudiar algún tema sin necesidad de acceder a estudios superiores, pagando cuotas elevadas o acudir presencialmente en un lugar concreto y tiempo. Esta tendencia que ya está en nuestro día a día, va a tener una mayor importancia en los próximos años.

Globalización

Vivimos en un mundo cada vez más globalizado donde la competencia del profesional no reside solo a nivel local, sino que la competencia es a nivel global. Está apertura de la competencia entre profesionales manifiesta una mayor necesidad de adaptabilidad y de adquisición de competencias y habilidades para poder destacar. Así pues, más que nunca se hace necesaria la constante adquisición de nuevos conocimientos para tener un mayor valor añadido para ofrecer al mercado profesional global.

A modo de resumen, encontrar el trabajo para toda la vida es cosa del pasado, el “lifelong learning” está aquí para quedarse definitivamente y nos permitirá abrir muchas puertas, a nivel individual y a nivel de sociedad, aportando conocimiento y permitiendo poder avanzar hacía un futuro con muchas incógnitas pero también con muchas nuevas oportunidades. Y lo más importante de todo, nos permitirá reinventarnos en aquello que nos aporta más valor y apasiona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.